UNIDOS CONTRA LAS FALSIFICACIONES

UNIDOS CONTRA LAS FALSIFICACIONES

 

Consejos para ser un consumidor responsable:

 

  • ¡Todos somos víctimas de las falsificaciones!

Todos nos vemos afectados por las falsificaciones y todos nos hemos enfrentado a ellas, a veces, incluso sin saberlo. Según Smart Protection, cerca de un 20% de los consumidores han adquirido una falsificación online sin querer. Verificar la seguridad y autenticidad del sitio web es fundamental para evitar caer en la trampa de los falsificadores.

  • Debemos evitar riesgos innecesarios para nuestra salud y seguridad.

Los productos falsos no sólo son ilegales, también pueden ser peligrosos y causar muchos accidentes domésticos, debido a la mala calidad de los materiales utilizados para su fabricación, que no corresponden con los estándares existentes. Además de trabajar ilegalmente, los falsificadores no respetan los salarios y las condiciones de trabajo, que son, la mayoría de las veces, oscuros. Comprar un producto auténtico nos ayuda a protegernos y evitar accidentes.

  • Cuando decimos no a la falsificación, protegemos la economía y el empleo en nuestro país.

Las falsificaciones provocan destrucción de empleo, pérdida de ventas, falta de inversión y menos impuestos, lo que significa menos inversión en servicios sociales para la ciudadanía. Cada año, España pierde por las falsificaciones más de 6.700 millones de euros y se destruyen cerca de 53.500 empleos (datos de EUIPO). Ningún sector se salva y algunas PYMEs se ven obligadas a cerrar debido a la fuerte presencia de productos falsos en el mercado. En momentos de recuperación de crisis económica, apostar por productos originales es más importante que nunca.

  • La innovación y la creatividad impulsan la economía de un país, debemos protegerlas.

Las falsificaciones suponen un gran obstáculo para el desarrollo de aquellas empresas que ven como sus marcas, sus patentes, sus creaciones o incluso su imagen de marca, son usurpadas por los falsificadores que no dudan en aprovecharse y engañar al consumidor. Ante estos ataques, tienen que destinar un mayor presupuesto a esta lucha que puede poner en riesgo su negocio. Comprar auténtico ayuda a respaldar el conocimiento de las empresas y su desarrollo.  

  • Rechazando las falsificaciones también protegemos el medio ambiente.

Los falsificadores no se preocupan por la preservación del planeta. Al no tener en cuenta medidas de desarrollo sostenible ni los problemas ecológicos, la actividad ilegal de las falsificaciones constituye un verdadero peligro para el medio ambiente. Comprar productos auténticos ayuda a las empresas que cumplen con la normativa medioambiental y que cuentan con una política Responsabilidad Social Corporativa.

  • Comprar una falsificación pone en riesgo tu identidad y los datos personales.

Dado que lamentablemente la mayoría de los productos falsos se venden en webs fraudulentas, esto hace más fácil que los falsificadores puedan usurpar los datos personales de los compradores, como la identidad, dirección postal, datos bancarios...

Por este motivo, es importante comprobar varios elementos para asegurarse de que el sitio web es fiable: las condiciones generales de contratación, que la ortografía sea correcta, así como la información de entrega y la identidad del vendedor son buenos indicadores de un sitio web fiable.

Cuando se compra en línea, debemos hacerlo a través de la web oficial de la marca o de vendedores autorizados.

La asociación francesa para la defensa de la marca, UNIFAB, con la que Andema colabora en esta campaña, te invita a probar tus conocimientos sobre las falsificaciones a través de una pequeña encuesta que contiene varias preguntas generales que afectan a todos los países y consumidores: Test your knowledge - UNIFAB - Union des Fabricants